sábado, 25 de junio de 2011

Alfonsina sabía



Tú me quieres alba,



Me quieres de espumas,
Me quieres de nácar.
Que sea azucena
Sobre todas, casta.

Alfonsina Storni




Antes de leer esto, como no quiero ser hipócrita les dejo un pensamiento que quizás se comprenda mejor con el siguiente texto:
"El amor no se sube a la cama, si me vas a coger, cogeme fuerte"
by @BastaMae

Leía un blog por ahí que hablaba sobre ese tema de que las mujeres pueden tener sexo sin amor, que de hecho lo tienen. Y sin correr riesgo a enamorarse. Y de repente, en este mundo que vivimos, donde todos tenemos a la mano tantos métodos para expresarnos de la manera más pública posible, me di cuenta de algo muy particular: las mujeres se están mostrando demasiado ávidas de sexo, pensando que la pose de femme fatal les va a garantizar candidatos a rolete, cuando en realidad ellos huyen despavoridos ante la posibilidad de tener lo mismo que pueden tener tantos otros sin hacer el mínimo esfuerzo. Y entonces empezamos a escuchar la clásica queja de "ya no hay hombres", "mi dildo es mi única compañía", "necesito sexo pero no hay candidatos" y todas las formas de queja femenina que se les pueda ocurrir. Esas que las mujeres hacen en papel de superadas, de revolcadora fatal buscando la atención de ese hombre súper interesante que ante estas exclamaciones hace oídos sordos. Y ni voy a hablar de la hipocresía de toda esta pancarta feminista, porque, y estoy segura de que las que me estén leyendo en este momento van a coincidir conmigo aunque no lo digan en voz alta, cuando el tipo es interesante, querés que te llame de nuevo.
Cuando lo único que querés es sexo, el adjetivo que le colocás a la víctima que tenés en la mira no pasa de un "se parte en 20" o "tiene pinta de que me rompe toda".
Entonces, trato de recapitular y de ordenar estas ideas que se me vinieron de golpe, inspiradas en mi buena amiga Efecto Clara:
Lo triste no es que no entiendan que podemos tener sexo y nada mas, lo triste son esos hombres que no pueden vivirlo de esa forma. Y que se enamoran del primer par de piernas que se abre ante ellos y si además razona, ni les cuento.
Igual creo yo, el papel de la ternura, de la dulzura y de la vulnerabilidad femenina es lo que conquista, amén de que quizás sea solo el papel que ejercemos en el juego de seducción. Hoy está muy de moda, igualar a mujeres y hombres en todos los ámbitos. Yo creo que algunas formas deben guardarse. Obviamente somos tan carne y hueso como ellos, pero el hecho de poder jugar al sexo débil nos genera muchos mas y mejores encuentros que mostrarnos tan putas como ellos. Lo importante es serlo, para que no nos hiera en nada, pero no parecerlo. Nos guste o no, la batalla que un hombre no nos gana nunca, es la de nuestras lágrimas, así sean de cocodrilo. Entonces, es cuando esta liberación que parecía garantizar orgasmos femeninos por doquier, se vuelve en contra.
Sí, ya sé, puedo parecer machista, y seguramente también lo sea. Pero para mí, la mejor manera de obtener lo que estamos buscando no es igualarnos a nuestro objeto de deseo. Nosotras queremos un hombre, y ellos quieren una dama. Es así, no le demos mas vueltas. Sus quejas sobre la falta de iniciativa del hombre así como todas sus muestras públicas de orgullo por como pueden chuparla o no, es lo que las está llenando de nostalgia de cuando si tenían algo que chupar.
No garpa la puta chicas, hay que empezar a asumirlo, hay que empezar a aceptar que las reglas están impuestas hace siglos, y nos gusten o no, en este caso, cuanto mas nos atengamos a ellas, mas nos aseguramos el éxito.
Cómo decía mi abuela, que para mi era santa y por algo para mi abuelo también: prostituta en privado y una dama en público.
Al fin y al cabo, pintarse a sí mismas como una devoradora sexual, genera miedo: nadie quiere perder su miembro viril.
Sí, es verdad, la fácil coge mas, pero peor. Las putas, están sobrevaloradas. Y no se olviden que después quieren ser tratadas como personas, lo que resulta incoherente, cuando ustedes mismas, nosotras mismas, nos mostramos como objetos.
No soy Sor Teresa, tuve algunas noches de sexo porque sí, y me las gané haciéndole creer a mis partenaires, que me iba a enamorar perdidamente.
Y si bien no busco un novio y no busco amor, porque simplemente soy incapaz de retribuir compromisos y esas cosas que una pareja trae... Busco que me respeten. Puedo hacer chistes, puedo chichonear, pero de seguro, al hombre que yo quiera meter en mi cama, le voy a decir que solamente quiero poder mirarlo bajo la luz de la luna y saben que? Da los mejores resultados. Después de todo, si aunque no lo demuestre, no quiero que me llame al otro día, tengo un identificador de llamadas que me advierte, o puedo dar mal el número de teléfono, o simplemente y desde la comodidad del sillón del living, decirle que estoy manejando. Al fin y al cabo, el nunca se enteró de mi trampa para hacerlo caer, no tiene por qué enterarse de mis métodos para ayudarlo a salir airoso.
Acá no está faltando inciativa masculina, sobra de la femenina. Y después de todo... de oferta se compra cuando a uno no le da el cuero para algo mejor.


9 comentarios:

  1. Buena nota! coincido. pero nos gusta el jueguito. hay un punto medio entre la mojigata frigida y la puta.
    les cuesta encontrarlo.
    besos.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra encontrar reflexiones así. El cuadro clínico ha sido retratado con ojo ídem, aunque del remedio acotaría -si sirviera mi débil opinión- lo siguiente.
    Las energías que invertimos en querer conocer al resto de la gente deberían ser menos que las invertidas en conocerse uno mismo. Sincerados con nosotros, caminaremos con menos peso y mejor visión del objetivo y su camino.

    Veo actualmente una sobrevaluación tácita de la mentira. Y no creo que el truco (si lo hay) sea dejar de apuntarla hacia uno para dirigirla al otro, sino liberarnos de ella.
    En los hechos: me acerco porque me lo piden los genitales, o el corazón, o la propia curiosidad por saber cuál de ellos. Ya.
    Se puede atraer hombres de distintos modos, pero serán también distintas atracciones (y a distintos hombres, por eso cuando la fórmula se repite resulta que "los hombres son todos iguales").
    -Hola Karina Jelinek, quisiera compartir una cama toda la tarde con vos, pero ojo, que sólo quiero fornicar.
    -Hola María Kodama, quisiera compartir un café toda la tarde con vos, pero ojo, que sólo quiero dialogar.

    Ser auténticamente uno mismo sin máscaras es para mí lo mejor, aunque moleste exponer la piel, pero así es como se curte. Y cicatriza bien si sabemos lo que queremos. Podría ser un Touch&Go, pero las hormonas que te lo propusieron luego también te dirán que no dejes partir al que mejor te partió... Es que uno podría decir lo mismo que EfectoClara cambiando los sexos. Y si no, lo que dice Spinozo: cojo mal para que no se enamoren.

    Otra cosa sobrevaluada en el postmodernismo es la exposición pública. Porque los deseos ya no se susurran: se pintan en un muro para que todo el barrio lea que estoy caliente. Y si escribo que quiero una cualqiera que trague, no debería esperar que aparezca una cuidadosa de su salud, ponele. Por otro lado, escribir el diario íntimo en Internet a la vista, también hace suponer al posible interesado que mañana él quedará expuesto.
    Día 1: Quiero coger.
    Día 2: Al fin conozco a @caidoenlatrampa en vivo.
    Día 3: Ayer me garché un impotente.

    (Ella se cree discreta, y al 4º día @caidoenlatrampa cierra su cuenta).

    En fin. Según lo que se quiera cosechar, es lo que se debe sembrar. Después está en cada una si quiere un hombre cualquiera o a determinado hombre, si lo quiere para esto o para aquello, si el idioma con que lo llama es el que entiende ese o el otro, para cuál hace méritos, si el lugar donde lo busca... etc etc etc.
    Lo principal es evitar el autoengaño. Entonces no sos ni dama ni puta. Sos vos.

    ResponderEliminar
  3. Nada mas desilusionante que una "putona" que, luego, no puede demostrarlo.

    En mi caso, me enamora; o mejor dicho me atrae mucho, la mujer con dignidad -sin caer en el feminismo tortón- que disfruta con total naturalidad y adultes su sexualidad.

    ResponderEliminar
  4. Coger no es amor, es mucho mejor... Escupe Cordera desde la Bersuit.
    Es uno de mis temas de cabecera, el problema es que muchos lo toman solo como una frase graciosa.
    Sigo pensando que se puede pasar un gran momento sin involucrar otros sentimientos mas que el aprecio y las ganas de vivirlo...
    Me encantó como todo lo que escribís!

    ResponderEliminar
  5. Esta en cada uno saber que mascara usamos para jugar el juego del amor y el deseo.
    El titulo es algo que la sociedad debe usar para ocultar lo que no sabe como mencionar.

    ResponderEliminar
  6. El estar unidas por el afecto (que además en este momento borró los kilómetros que normalmente existen entre nosotras) nos da un montón de charlas previas durante cualquier texto que escribimos que, a la hora de publicación, todo lo que podemos comentar sobre el mismo suena redundante.
    También tengo la costumbre de leer mucho y comentar poco, salvo que sienta que el comentario puede llegar a completar, complementar o contraponer lo expresado en el post de turno.
    Sin embargo, paso por acá sin ninguna de esas tres intenciones.
    Podría decirte muchas cosas, dejando constancia escrita de muchas de nuestras conversaciones. Me parece de gusto.
    Tan innecesario como la postura de mujer liberada que finge que no le interesa enamorarse porque lo único que le importa es el sexo sin perder el tiempo. Lo veo demasiado fingido y sobreactuado.
    Hay un error conceptual muy grande: el opuesto de sumisa no es puta, la rebeldía e independencia pasa por otro lado.
    Se puede ser libre,tomar la iniciativa, elegir el sexo ocasional... pero sin perder el momento de conquista, y fundamentalmente la dignidad como mujer para que se te valore y respete en lo sucesivo.

    Elegir ser puta es muy bueno cuando es una caricia para nuestra autoestima que nos hace sentirnos más seguras y en definitiva aceptarnos y querernos más, no cuando es una falta de respeto hacia el otro...o peor, hacia uno mismo.

    Es muy bueno ser puta...cuando es una opción y no un modo institucionalizado de vida.

    Te quiero Negrita.

    ResponderEliminar
  7. La conquista amorosa es un derroche de recursos tal, que los hombres y mujeres deberíamos reservarla para aquellas personas que nos modifiquen la vida. Una noche de sexo, no lo hace, le puedo asegurar. Quiero conquistar y dejarme conquistar por eso que tenés encima de los hombros, recurso escaso; no por lo que tenés entre las piernas, recurso abundante (y el rubro 59 no me deja mentir)

    ResponderEliminar
  8. @Akitauca - (Maru)27 de junio de 2011, 14:56

    Creo en el flirteo, creo en el juego de seduccion, no importa si es para echarse un polvo o si es para empezar algo serio.
    Seduce sentirse deseada y seduce sugerir, mostrar un poquito y provocar el resto.
    Adivinar deseos en miradas, gestos o palabras ...
    No podria separar el sexo de la seduccion, no podria tomar el atajo de una propuesta directa y perderme todo el camino del coqueteo.

    Creo que todo hombre y toda mujer puede provocar deseo en el otro. Y el 'como te garcharia' calienta cuando hay una previa, aunque sean solo miradas ....

    ResponderEliminar
  9. Estamos en una epoca en donde la igualdad predomina...quienes no puedan leer esto y asimilarlo se enfrentan a tener que vivir de prejuicios arcaicos...que una mujer pueda vivir el sexo sin amor ni compromisos no debería asombrar a nadie...de hecho, es una manifestación que ha llegado de la mano de esa igualdad...e inclusive han tomado la iniciativa y pasado al hombre - en muchos casos - a un papel expectante, hasta pasivo diría...nos han desbordado...y eso nos descoloca...quienes somos mas liricos en estos temas, quizá somos los mas confundidos, los que mas la hemos ligado...pero mas alla de estas dificultades, solo queda asimilar y entender como viene la mano actualemnte, y entender que las mujeres no son putas por querer sexo sin amor ni compromisos...las queremos como dice Alfonsina, pero lo cierto es que ellas eligen como llegamos a su cama...se ganaron ese derecho...

    ResponderEliminar

Podés expresarte libremente sobre esto en 5,4,3..

Ajam...

No esperes irte de acá con una sonrisa o con nuevos conocimientos. Esto es catarsis, es indirectas, es directas y es yo.




Gracias MX por ayudarme a expresar mejor la idea...